Nueva interpretación en materia de Retribución de Administradores

En contraposición al criterio mantenido hasta la fecha por la doctrina mayoritaria y la Dirección General de los Registros y el Notariado (“DGRN”), la sentencia del Tribunal Supremo de 28 de febrero de 2018 ha dado un giro a la interpretación que se venía haciendo sobre la obligación de establecer en los Estatutos Sociales la retribución de los consejeros delegados o ejecutivos.

Mediante la citada sentencia, el alto tribunal viene a unificar el tratamiento estatutario y de sometimiento a la Junta General que ha de tener la retribución de los administradores, con independencia de si la misma corresponde a administradores con funciones ejecutivas o no.

En términos generales, el Tribunal Supremo establece los siguientes presupuestos:

  • La retribución de todos los administradores está sujeta a previsión estatutaria, incluida la de los consejeros delegados o ejecutivos. Esto implica que los estatutos sociales han de establecer necesariamente, el carácter gratuito o retribuido del cargo y, en este último caso, fijar el sistema de retribución, detallando los conceptos retributivos a percibir por todos ellos, independientemente de sus funciones.
  • El importe máximo anual de remuneración de los administradores ha de someterse a aprobación por la Junta General, englobando esta cifra tanto la retribución de los administradores, así como la retribución a percibir por los consejeros ejecutivos. Esto es, no basta con que este último importe se incluya únicamente en sus contratos mercantiles.
  • El Consejo de Administración podrá distribuir la retribución entre los diferentes administradores, en función de las responsabilidades atribuidas a cada consejero, y suscribir en su caso, el correspondiente contrato con el consejero delegado, siempre respetando la regulación estatutaria y el límite anual acordado por la Junta General.

A raíz de esta nueva interpretación, es necesario revisar la redacción de los estatutos sociales y los contratos suscritos con los consejeros ejecutivos, con el fin de adaptarse a lo dispuesto por el Tribunal Supremo, y determinar los acuerdos que se deben adoptar en las próximas Juntas Generales de cara a modificar estatutos y aprobar los límites a retribución de todos los administradores.

Desde el Departamento Mercantil de CIALT, quedamos a vuestra disposición para aclarar o ampliar cualquier cuestión particular sobre este asunto. Para más información pueden ponerse en contacto con Maite Aizpiri en m.aizpiri@cialt.com.

Criptomonedas debería invertir en bitcoins

Criptomonedas: ¿Debería invertir en Bitcoins?

Son numerosas las noticias que se pueden leer últimamente en prensa sobre jóvenes que invirtieron una cifra ridícula en bitcoins y ahora son millonarios. De ahí que muchos clientes o potenciales clientes nos pidan asesoramiento sobre si deberían invertir en criptomonedas, aún con el miedo derivado de las últimas inversiones fallidas como la del Banco Popular; o bien sobre cómo acceder a esa prometedora oportunidad de inversión.

Nuestra primera respuesta, siempre viene aparejada de cautela pues, nuevamente, el derecho va por detrás de la realidad que nos rodea, pues no hay regulación específica sobre esta materia y, por tanto, no hay una protección al inversor, lo que hace que estas inversiones sean arriesgadas.

Precisamente ante la falta de normativa de cualquier índole, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España han emitido un comunicado conjunto al respecto, siendo este a nuestro juicio muy acertado y sumamente necesario.

A modo de resumen, los reguladores consideran que “En este tipo de inversiones existe un alto riesgo de pérdida o fraude” y realizan una advertencia clara y muy relevante: “Hasta la fecha, ninguna emisión de criptomoneda ni ninguna ICO[1] ha sido registrada, autorizada o verificada por ningún organismo supervisor en España. Esto implica que no existen criptomonedas emitidos en ICOs cuya adquisición o tenencia en España pueda beneficiarse de ninguna de las garantías o protecciones previstas en la normativa relativa a productos bancarios o de inversión”.

Además de lo anterior, concretan los riesgos asociados al trading de este tipo de divisas, siendo estos los siguientes: (i) espacio no regulado, (ii) problemas derivados del carácter transfronterizos del fenómeno, (iii) elevado riesgo de pérdida del capital invertido y (iv) problema de iliquidez y volatilidad extrema.

Ante tantos riesgos y en especial el relativo a que el usuario no puede beneficiarse de las garantías y salvaguardas de los productos financieros regulados, se convierte en extremadamente necesaria la creación de un marco regulatorio de estas nuevas prácticas financieras que regule, entre otros aspectos, su régimen jurídico, las normas y requisitos para la inversión, la protección del inversor, medidas de supervisión e inspección de las criptomonedas y sanciones aplicables a los operadores que intervengan.

Sin duda, con un marco normativo específico para el fenómeno bitcoins, los riesgos asociados a la inversión en criptomonedas se verían claramente disminuidos y, del mismo modo, el inversor se vería más protegido. Mientras tanto, y a la espera de una regulación específica al respecto, la compra de bitcoins y demás divisas virtuales es una inversión con un riesgo elevado de pérdida. También hay que advertir que, aunque la compra de bitcoins es una operación absolutamente legal, hay tramas que utilizan las criptomonedas en operaciones delictivas, por lo que, hay que informarse antes de realizar cualquier operación.

Si, a pesar de los riesgos, decide invertir en este producto, le aconsejamos que, antes de nada, reciba un asesoramiento específico sobre el régimen legal y fiscal de las mismas y sobre la forma correcta de operar en este mercado.

Una vez más, queda en manos de los legisladores regular las nuevas operaciones que se van creando. Esperaremos expectantes, mientras continuamos planteando preguntas sobre este apasionante tema ¿Interesa una regulación específica sobre esta materia?, ¿Estamos ante una nueva burbuja?, ¿Legislarán las criptomonedas antes de que estalle la burbuja?

[1] Ofertas iniciales de criptomonedas