La deducibilidad de los gastos por los v

La deducibilidad de los gastos por los vehículos de empresa cedidos a directivos en IVA

El Tribunal Supremo, en la reciente Sentencia de 5 de febrero de 2018 (Recurso de casación 102/2016), ha modificado la postura mantenida por diversos Tribunales Superiores de Justicia, principalmente el TSJ de Valencia y el TEAC en materia de deducibilidad en el Impuesto sobre el Valor Añadido de los gastos relativos a los vehículos cedidos por las entidades mercantiles a sus trabajadores cuando son utilizados tanto en el ejercicio de la actividad económica como para uso particular.

Los tribunales de instancia habían venido considerando que los gastos incurridos en la adquisición de estos vehículos debían ser totalmente deducibles en este impuesto, en la medida eran utilizados para las necesidades de una actividad económica, con independencia del porcentaje de utilización para fines profesionales que efectuara el usuario del vehículo. Este criterio se encontraba fundamentado en la incorrecta trasposición del artículo 95 LIVA, considerándose que era contrario a la Sexta Directiva (Directiva de IVA), y que, en consecuencia, de conformidad con el principio de primacía de las normas de la Unión Europea, debía aplicarse la Directiva de IVA en detrimento de la normativa española.

Debe añadirse que, como contrapartida a la deducibilidad total del gasto incurrido por parte de la entidad mercantil, los tribunales imponían la obligación al empresario de repercutir IVA por el porcentaje de utilización particular del vehículo por el trabajador.

Sin embargo, el Alto Tribunal ha modificado este criterio considerando que la normativa española está correctamente traspuesta y ha determinado que “Aunque la presunción de afectación del bien al desarrollo de la actividad empresarial o profesional se limita al 50%, ello no impide que la deducción tenga lugar por la totalidad, si el interesado acredita una afectación superior.”

Como consecuencia de este pronunciamiento, las entidades mercantiles podrán deducirse el 50% de los gastos derivados en la adquisición de vehículos, salvo que prueben un porcentaje de afectación superior al mencionado.

Del mismo modo, manteniendo el criterio desarrollado por la jurisprudencia sería necesario repercutir al trabajador el IVA por la parte del tiempo que el vehículo se utiliza para fines particulares del trabajador, pudiendo producirse una vulneración del principio de neutralidad, sobre el cual se sustenta este impuesto indirecto.

Si usted se encuentra en esta situación y tiene dudas acerca de la correcta tributación por estas cuestiones, no dude en contactar con nosotros.

CIALT jornada 15M

El día 15 de marzo no estuvimos en nuestras oficinas. ¿Sabes por qué?

Fue un día importante para CIALT porque estábamos de celebración. Pero, ¿Qué celebrábamos? ¿Qué cumplíamos 15 años? También, pero no.

Celebrábamos que tenemos un equipo comprometido y cohesionado. Que estamos inspirados y que todas esas ideas merecían ser trabajadas. Debían tener una oportunidad.

Para el que aún no nos conoce, podríamos presentarnos como solucionadores de problemas. Desarrollamos nuevas soluciones legales para las necesidades de nuestros clientes de forma proactiva. Tratamos de anticiparnos a ellos, estando muy cerca de su día a día.

Nos hemos caracterizado por una forma diferente de hacer las cosas, y queremos seguir haciéndolo.

Ahora que cumplimos 15 años, comprometidos con los ideales de la nueva cultura de empresa, y conscientes de que la llegada de la tecnología a nuestro sector es una realidad, debemos y queremos subirnos a la ola que se presenta ante nosotros.

En un sector que tradicionalmente no se ha considerado innovador, queremos prestar un servicio que suponga un valor añadido a nuestros clientes implementando las nuevas posibilidades que se abren de la mano de la digitalización, machine learning y la inteligencia artificial, entre otros.

Pero no todo es tecnología. Conocedores de los retos en áreas como la gestión y comunicación interna, la participación y el desarrollo de negocio y, fruto del proceso de innovación interna, damos un paso más allá: Afianzar los cimientos de la aplicación de la comunicación jurídica, que se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de la gestión interna de CIALT.

Llegados a este punto, hemos entendido que la imagen corporativa de CIALT, también debe ser acorde con la evolución de la firma. Debe acompañar al equipo en su nueva etapa, y debe ser el resultado del compromiso y participación de cada uno de los miembros del equipo.

Nada cambia si nosotros no cambiamos. En CIALT, lo estamos haciendo.

Para ello, el pasado 15 de marzo, todos los trabajadores de CIALT nos reunimos en el Hotel Arima de San Sebastián, acompañados por Jordi Estalella y Eva Bruch de AlterWork, con los que realizamos actividades de Design Thinking, y trabajamos en nuevos modelos de innovación interna.

Design Thinking CIALT

Además, en compañía de nuestros amigos de Lombok, tuvimos una pequeña incursión en el mundo de la comunicación y las marcas. Pequeñas pinceladas de ideas ajenas a nuestra actividad cotidiana, que, sin embargo, iban a ser fundamentales para que el equipo trasladara a Lombok lo que consideramos que somos en CIALT y, sobre todo, lo que queremos ser.

Precisamente uno de los resultados de lo trabajado en la jornada del 15 de marzo, va a ser la nueva imagen de CIALT.

Estamos trabajando en ello y esperamos poder tener noticias en breve.

Os mantendremos informados.