ALBERTO EMPARANZA, CONSULTOR Y DIRECTOR ACADÉMICO DE CIALT CONSULTADO POR EL DIARIO VASCO SOBRE LA SENTENCIA JUDICIAL QUE CONDENA AL BBVA A DEVOLVER SU INVERSIÓN A UN GRUPO DE INVERSORES DE APORTACIONES SUBORDINADAS DE EROSKI

Diario Vasco 2014-02-02

 

Expertos creen que el BBVA hará valer ante la cooperativa los títulos que ostenta

La sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao, dictada el pasado lunes por el juez Marcos Bermúdez, obliga al BBVA a devolver a un grupo de 68 personas la cantidad invertida en aportaciones subordinadas de Eroski. A expensas de que la sentencia sea firme, varios expertos del ámbito jurídico, financiero y universitario opinan en DV que es previsible que el BBVA haga valer ante la cooperativa los títulos que ahora ostenta. SAN SEBASTIÁN. Eroski no se va a ir de rositas. Dicho así, llanamente y en lenguaje coloquial, es lo que opinan varios expertos consultados por este medio respecto a una de las noticias más comentadas y leídas de la semana. La sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao, dictada el pasado lunes por el juez Marcos Bermúdez, obliga al BBVA a devolver a un grupo de 68 personas la cantidad invertida en aportaciones subordinadas de la cooperativa. El fallo, la primera demanda colectiva por el conflicto de la deuda perpetua emitida por Eroski y Fagor, exculpa a la cooperativa tras «no quedar acreditado que hubiese llevado a cabo una campaña publicitaria ilícita para conseguir la venta del producto de forma fraudulenta». Sin embargo, el banco deberá devolver más de un millón y medio de euros captados por esta vía al considerar el juez que la entidad «comercializó de forma defectuosa este producto complejo a clientes minoristas ».

La sentencia ha sido en primera instancia y aún cabe un largo recorrido judicial, que puede prolongarse dos años. De hecho, el banco ya ha recurrido la misma ante la Audiencia de Bizkaia. Será la Sala cuarta la que se encargará de dirimir dicha apelación, pero previsiblemente no acabará ahí, ya que es posible que la última palabra la tenga el Tribunal Supremo si se agota toda la vía judicial.

Por lo tanto, y a expensas de que la sentencia sea firme, varios expertos del ámbito jurídico, financiero y universitario explican y opinan sobre algunas cuestiones que han quedado en el aire y las expectativas que se abren para los inversores, no ya solo con esta sentencia sino con otras muchas de carácter individual que han cargado también las culpas sobre las entidades comercializadoras, liberando de toda responsabilidad a las emisoras.

¿Quién ostenta en estos momentos los títulos de las apor taciones subordinadas?

Todos los expertos consultados coinciden en que la sentencia anula el contrato entre el cliente y el banco, por lo tanto, el BBVA se haría cargo de las aportaciones subordinadas de los 68 afectados, ya que se verá obligado a devolver el importe invertido, comisiones y gastos, actualizando dichas cantidades con los intereses legales desde la fecha de contratación. Los inversores, por su parte, tendrán que reintegrar los intereses pagados por Eroski, también actualizados con el interés legal del dinero desde su percepción. Este último punto constituye toda una novedad respecto a las sentencias dictadas hasta el momento, todas ellas individuales y presentadas ante juzgados de primera instancia. Según explica un jurista, «es como si compraras una camisa defectuosa. La devuelves a la tienda y te entregan el importe de la compra. Después, el comercio se encargará de reclamar a la fábrica o al proveedor».

¿Va a ejecutar el BBVA los títulos ante Eroski?

Esta es la pregunta del millón. ¿Va a asumir el BBVA o las otras entidades que han sido condenadas el coste de la inversión o lo repercutirán a Eroski y a Fagor? Si en algo coinciden todos los expertos consultados es que en los distintos juicios que se han llevado a cabo, en ninguno de ellos han salido a la luz los contratos suscritos entre las entidades financieras y las emisoras de la deuda perpetua. En primer lugar, porque no era una cuestión que se planteara en las demandas; solo se solicitaba la nulidad de los contratos. Y en segundo lugar, porque no les interesa hacerlo público, señalan. Por lo tanto, depende de la relación existente entre la entidad emisora y la comercialiazadora, ya que no es lo mismo, dicen, que las entidades financieras cobraran únicamente una comisión por colocar el producto o tuvieran alguna participación en la operación. «Detrás hay mucho más de lo que se suele reconocer», remarca un reconocido jurista mercantil.

¿El banco se cobrará, entonces, esa deuda?

Algunas fuentes financieras muy próximas a la operación creen que la sentencia del juez Marcos Bermúdez ha sido un «regalo de Olentzero de 660 millones a Eroski». Se refieren por extensión a todo el monto de las aportaciones subordinadas que emitió la cooperativa y lo dicen porque consideran que si no hay acreedor, no hay deuda, y por lo tanto, ese dinero pasaría a engrosar el capítulo de recursos propios del grupo de distribución, dejando de computar como deuda. Una conclusión que extraen porque la sentencia no establece nada respecto a la relación entre el emisor y la entidad negociadora. Sin embargo, esta interpretación no es compartida por el resto de expertos consultados, quienes opinan que antes o después y de una manera u otra se cobrará esa deuda.

¿Cómo y cuándo le pasará factura a la entidad emisora?

Antes de responder a esta pregunta, los expertos apuntan que hay dos premisas. Una, la anteriormente mencionada –no se conocen los detalles de la relación contractual entre emisor y comercializador–, y otra, que no ha finalizado la vía judicial. El catedrático de Derecho Mercantil y director académico de Cialt Consultores, Alberto Emparanza, señala que por prudencia procesal se aconseja que las cosas se mantengan como estaban hasta que concluya todo el proceso judicial. « Parece lógico pensar que el BBVA no pondrá en marcha por ahora ninguna acción contra Eroski».

Un arreglo entre caballeros y fuera de los tribunales.

Si en algo coinciden también los especialistas, es que las comercializadoras no acudirán a su vez a los tribunales para resolver la cuestión con las emisoras, « porque tienen mucho que perder y poco que ganar » . En consecuencia, cualquier solución a futuro, dicen, pasará por negociaciones en torno a una mesa, « en la que acordarán cómo se reparten el quebranto si este aspecto no está recogido en sus respectivos contratos » . Un arreglo entre caballeros, que no trascenderá, según vaticina un jurista. Aunque apunta que se podría rastrear la pista observando las cuentas de las entidades afectadas y viendo el dinero que destinan a reservas voluntarias para hacer frente a ello.

Con la vista puesta en la refinanciación de la deuda.

Todos los expertos miran de reojo a la refinanciación de la deuda de 2.500 millones en la que está inmersa Eroski y en la que están implicadas un total de 22 entidades financieras. Algunos opinan que las entidades afectadas por las aportaciones le pasarán factura a la cooperativa en estas negociaciones de un modo u otro. Otros inciden en que habiendo tanto dinero de por medio en la refinanciación, el monto de las aportaciones es pecata minuta para arriesgarse a cualquier acción contra la cooperativa que no sea negociada y pactada.

La sentencia creará un efecto llamada.

Nadie duda de que la sentencia del juez Marcos Bermúdez creará un efecto llamada para que se presenten más demandas colectivas. «Será importantísimo», remarca el jurista. Y recuerda que en Santander se ha creado un juzgado específico para las preferentes, que está funcionando desde septiembre, porque hay 500 demandas presentadas, tanto individuales comode pequeños grupos. «Esta sentencia provocará otras muchas». De hecho, ya hay presentada otra colectiva en Donostia contra Laboral Kutxa y Eroski por parte también de Adicae, que quiere aprovechar la repercusión del fallo para atraer a más afectados a la misma. También se ha abierto un rayo de esperanza para la asociación Kaltetuak, que aglutina a 450 inversiones en Gipuzkoa. Hasta ahora la asociación se ha topado con el rechazo de los abogados a defenderles por la heterogeneidad de los inversores y las dudas sobre el éxito de la demanda. Sin embargo, esperan que tras las sentencia, algún bufete les quiera representar.

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *