AMORTIZACIÓN CONTABLE DEL FONDO DE COMERCIO

El pasado 21 de julio de 2015 se publicó en el BOE la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas. En dicha ley, se aprueban importantes modificaciones del Código de Comercio, entre otras, la del tratamiento contable de los activos intangibles, y concretamente, el del fondo de comercio. En consecuencia se actualizan la Ley del Impuesto sobre Sociedades del Estado y la Ley de Sociedades de Capital, con entrada en vigor el 17 de junio de 2016.

En la Disposición final primera de la Ley 22/2015 de Auditoria de Cuentas se recogen las modificaciones del Código de Comercio aprobado por Real Decreto de 22 de agosto de 1885, y a tal efecto, en su apartado cuatro se establece lo siguiente:

“El apartado 4 del artículo 39, queda redactado como sigue:

4. Los inmovilizados intangibles son activos de vida útil definida. Cuando la vida útil de estos activos no pueda estimarse de manera fiable se amortizarán en un plazo de diez años, salvo que otra disposición legal o reglamentaria establezca un plazo diferente.

El fondo de comercio únicamente podrá figurar en el activo del balance cuando se haya adquirido a título oneroso. Se presumirá, salvo prueba en contrario, que la vida útil del fondo de comercio es de diez años.

En la memoria de la cuentas anuales se deberá informar sobre el plazo y el método de amortización de los activos intangibles”

De otra parte, en la Disposición final quinta, y con efectos desde el 1 de enero de 2016, se establecen las modificaciones de la Ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades. En tal sentido en su punto Uno se establece que:

“Se modifica el apartado 2 del artículo 12, que queda redactado de la siguiente forma:

2. El inmovilizado intangible se amortizará atendiendo a su vida útil. Cuando la misma no pueda estimarse de manera fiable, la amortización será deducible con el límite anual máximo de la veinteava parte de su importe.

La amortización del fondo de comercio será deducible con el límite anual máximo de la veinteava parte de su importe”.

Conforme con lo anteriormente expresado, el fondo de comercio será contablemente amortizable, resultando dicha amortización, fiscalmente deducible con las limitaciones establecidas en la Ley del Impuesto sobre Sociedades, por lo que, se producirán diferencias temporarias independientemente del método de amortización contable utilizado por la sociedad.

Debe hacerse notar que la citada amortización del fondo de comercio no es optativa, por lo cual, las entidades deberán dotar contablemente la amortización que corresponda en cada caso, a no ser que se pueda demostrar que el intangible en cuestión no es amortizable, y en consecuencia, proceda aplicar deterioro sobre el mismo.

Ante este nuevo escenario, ya no resulta necesaria la dotación de la Reserva indisponible del fondo de comercio que venía regulada en el artículo 273.4 de la Ley de Sociedades de Capital. Por ello, la Ley de Auditoría suprime, en su Disposición final cuarta, el apartado 4 del artículo 273 ya mencionado.

Ante tales circunstancias, los Territorios Históricos también tendrán que adaptar sus normas forales en materia de Impuesto sobre Sociedades, dado que, tras la modificación aprobada sobre el Código de Comercio, los activos intangibles, y más concretamente el fondo de comercio, resultan amortizables contablemente, por lo que carece de sentido un posible tratamiento fiscal específico sobre la deducibilidad del precio de adquisición de dichos elementos cuando no esté supeditada a su imputación contable.

Como es de esperar, el Plan General de Contabilidad también debe ser adaptado, dado que la redacción de las Normas de Registro y Valoración 5ª y 6ª sobre inmovilizados intangibles y sus normas particulares resultan obsoletas. Estas normas no contemplan en su actual redacción la amortización de los inmovilizados intangibles sin vida útil definida (hasta la fecha exclusivamente se permitía la aplicación de deterioro sobre dichos elementos del inmovilizado).

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *