CRÉDITOS HIPOTECARIOS: ¿Les es de aplicación la exención del artículo 9 párr. 1º de la Ley 2/1994 de 30 de Marzo?

A raíz de la sentencia 467/2012 de 25 de junio de 2012 del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, parece interesante indagar si es posible aplicar la exención que se regula en el artículo 9 párrafo 1º de la Ley 2/1994 de 30 de Marzo, sobre Subrogación y Modificación de Préstamos Hipotecarios, a la que se remite el artículo 45.1.c) del Real Decreto Legislativo 1/1993 regulador del ITPAJD a los créditos hipotecarios.

El artículo señala que: “Estarán exentas en la modalidad gradual de Actos Jurídicos Documentados las escrituras públicas de novación modificativa de préstamos hipotecarios pactados de común acuerdo entre acreedor y deudor, siempre que el acreedor sea una de las entidades a que se refiere el artículo 1 de esta Ley y la modificación se refiera a las condiciones del tipo de interés inicialmente pactado o vigente, a la alteración del plazo del préstamo, o a ambas.”

En este caso, conviene recordar que el Tribunal Económico Administrativo Regional de Galicia, en la Resolución cuyo recurso da lugar a esta sentencia, había inaplicado la exención para el caso de créditos hipotecarios al entender que no resulta de aplicación la analogía en el ámbito de los beneficios fiscales, como determina el artículo 14 de la Ley 58/2003 de 17 de Diciembre, General Tributaria.

Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia, haciendo un estudio exhaustivo de las novedades legislativas en materia aplicable al ITPAJD y que afectan de manera directa o indirecta a la Ley 2/1994 (Ley 36/2003 de 11 de noviembre de medidas de reforma económica, Ley 41/2007 de 7 de Diciembre por la que se modifica la Ley 2/1981 de 25 de marzo, de Regulación del Mercado Hipotecario etc), entiende que no se está haciendo distinción en cuanto a su aplicación a préstamos o a créditos hipotecarios, ya que, ambos cumplen la misma finalidad desde un punto de vista financiero y lo que se persigue con todas estas novedades es el crecimiento del mercado de títulos hipotecarios sin discriminar entre las distintas opciones.

De tal manera que, según establece la citada sentencia, la aplicación de la exención a los créditos hipotecarios “no significa aplicación analógica del beneficio fiscal que declara exenta de la modalidad de actos jurídicos documentados la novación modificativa de préstamos y créditos hipotecarios, sino mera interpretación de la norma atendiendo a los tradicionales criterios enunciados en su día por Savigny, a saber, gramatical, lógico, teleológico, histórico y sistemático.

A este respecto conviene traer a colación la doctrina jurisprudencial sobre esta materia, glosada, entre otras, en la sentencia de la Sala Tercera del Tribunal Supremo de 9 de febrero de 2002 (recurso: 7584/1996), en la que se dice: … A este respecto debe observarse que el espíritu y finalidad de la norma contenida en el artículo 23 (ley general tributaria de 1963, ART.14 de la vigente Ley 58/2003, de 17 Diciembre General Tributaria) es el de servir a los objetivos perseguidos por el legislador, destacados en la Exposición de Motivos de la propia Ley… Estamos haciendo una interpretación estricta del precepto, y no extensiva, ni mucho menos analógica, siempre prohibida por el arto 23.3 LGT.”

Por tanto, el criterio de la sentencia es que lo que está prohibido es extender por analogía más allá de sus términos las exenciones y bonificaciones, pero establece que realizando una interpretación estricta del precepto, aunque de acuerdo a la finalidad perseguida por el Legislador se llega a la conclusión de que la exención debe alcanzar tanto a préstamos, como a créditos hipotecarios.

Otros Tribunales, como el Superior de Justicia de Castilla León defienden la aplicación de la exención en los créditos hipotecarios (sentencia 496/2012 de 9 de noviembre). En esta sentencia se reproducen los mismos argumentos contenidos en la Sentencia del TSJ de Galicia, y llega a la conclusión de que “efectivamente no estamos ante un supuesto de la extensión por analogía de una norma a un supuesto similar sino aplicando una interpretación de la exención realizada por el propio legislador en las exposiciones de motivos de las normas, interpretación auténtica de la que resulta su clara voluntad de equiparar, en las reformas sucesivas de la ley 2/1994, el tratamiento de los préstamos y créditos hipotecarios, incluso bonificaciones”.

Sin embargo, hay Tribunales Superiores de Justicia que mantienen criterios opuestos al comentado. Pongamos de ejemplo el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, en su Sentencia 341/2011 de 3 mayo, que aunque es anterior a la comentada en este artículo, entiende que no es posible equiparar ambos conceptos en aras a la aplicación de la exención que estamos tratando y que en el caso de aplicarlo, se estaría usando la analogía prohibida por la LGT.

A su vez, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en la sentencia 310/2012 de 10 de mayo, usando el mismo razonamiento del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, entiende que la Ley 2/1994, y las reformas legislativas que le afectan, sólo son aplicables a los préstamos hipotecarios y no se refieren a otros medios de financiación.

Sin embargo, hay una mención interesante en esta sentencia en cuanto señala que la Ley 41/2007 de 7 de diciembre, así como las reformas que se hicieron en 2009, serán aplicables, tanto a préstamos, como créditos hipotecarios, abriendo la posibilidad de aplicar la exención por medio de la interpretación de las normas a los créditos formalizados con posterioridad a la entrada en vigor de esta Ley.

En conclusión, parece que se está abriendo una nueva vertiente en cuanto a la aplicación por parte de los Tribunales de la exención del artículo 9 párrafo 1º de la Ley 2/1994 de 30 de Marzo, sobre Subrogación y Modificación de Préstamos Hipotecario, tanto a préstamos, como a créditos hipotecarios.

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *