EFECTOS EXTERNOS DE LA REFORMA FISCAL DE GIPUZKOA

La pasada semana se hizo público el proyecto de Reforma Fiscal de la Diputación Foral de Gipuzkoa cuyas líneas maestras suponen la reactivación del Impuesto sobre Patrimonio este año (medida equivalente a la de Territorio Común, con la diferencia de que el mínimo exento no será de 700.000 € por contribuyente, sino de 600.000 € por contribuyente y sólo aplicará a aquellos que lo sean por obligación personal, dejando a un lado a los de obligación real), el alza del tipo de la base del ahorro del actual 20 % al 24 % para aquellos importes superiores a 1.500 €, y del tipo marginal para las rentas de más de 120.000 (47%) y de más de 175.000 (50%) para el 2012 y la eliminación de la exención en Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en aquellos negocios lucrativos mortis causa e inter vivos entre ascendientes, descendientes y cónyuges.

El objetivo de este artículo es poner de manifiesto las consecuencias que el cambio de régimen en el Territorio Histórico de Gipuzkoa puede tener para personas físicas residentes, no ya en el propio Territorio Histórico de Gipuzkoa, sino en Territorio Común e incluso fuera de España, manteniéndose lazos de unión familiares con residentes en el Territorio Histórico de Gipuzkoa.

Como regla general, una vez se apruebe la Reforma Fiscal de Gipuzkoa en estos mismos términos, las donaciones tributarán en su integridad, salvo que se esté donando la vivienda habitual en la que convivan donante y donatario donde se podrá aplicar la reducción de 220.000 € (caso que no resulta de interés a los efectos del objetivo del presente artículo).

Por lo que respecta a los supuestos de adquisición mortis causa, con independencia de la aplicación de reducciones generales ya contenidas en el articulado de la Norma Foral 3/1990, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, con anterioridad a la Reforma Fiscal, se aplicará una reducción de 220.000 € por heredero.

Por otro lado, se ha eliminado la reducción del 90 % relativa a cualquier tipo de endeudamiento emitido por la Comunidad Autónoma del País Vasco, las Diputaciones Forales o las Entidades Locales.

Lo anterior por lo que se refiere a efectos de la base liquidable, pero ¿y respecto a la cuota íntegra? Aquellos familiares que estaban amparados por la exención, es decir los del Grupo I, tributarán al tipo reducido del 1,5 %.

Hasta aquí hemos podido construir una parte del puzzle, ahora resta por traer a colación los puntos de conexión que ofrece la Ley 12/2002, por la que se aprueba el Concierto Económico para el País Vasco.

El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, tal y como reza el artículo 25. Uno del Concierto, es un tributo concertado de normativa autónoma.
La exacción corresponderá a la Diputación Foral de Gipuzkoa en los siguientes casos:

a) En las adquisiciones mortis causa y las cantidades percibidas por los beneficiarios de seguros sobre la vida para caso de fallecimiento, cuando el causante tenga su residencia habitual en País Vasco a la fecha del devengo.
Se considera que se obtiene la residencia habitual en el País Vasco cuando hubiere adquirido la misma con una antelación mínima de cinco años a la fecha de devengo o hayan conservado la condición política de vascos con arreglo al artículo 7.2 del Estatuto de Autonomía.
En este punto debe hacerse la advertencia de que a los efectos de aplicación del punto de conexión del Concierto, la residencia habitual está referida a País Vasco, no a cada uno de los territorios históricos, regulándose el conocido como “intraconcierto” en las Normas Forales de cada uno de los Territorios Históricos.

b) Las donaciones de bienes inmuebles radicados en País Vasco.

c) En las donaciones de demás bienes y derechos, cuando el donatario tuviese, a la fecha de devengo, su residencia habitual en el País Vasco.

d) En el supuesto en el que el contribuyente tuviera su residencia en el extranjero, cuando la totalidad de los bienes o derechos estuvieran situados, pudieran ejercitarse o hubieran de cumplirse en territorio vasco, así como por la percepción de cantidades derivadas de contratos de seguros sobre la vida, cuando el contrato haya sido realizado con entidades aseguradoras residentes en el territorio vasco, o se hayan celebrado en el País Vasco con entidades extranjeras que operen en él.

La entrada en vigor de la modificación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones operará al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Territorio Histórico de Gipuzkoa.

A la vista de lo anterior, la situación cambia y, por ende, puede que se produzca un cambio en determinadas estructuras de planificación patrimonial.

Con la nueva normativa, una persona física residente en Madrid, con un padre/madre residente en Gipuzkoa, tributaría en Gipuzkoa por la sucesión de alguno de sus progenitores. Hasta ahora no existía problema porque resultaba de aplicación la normativa de alguno de los Territorios Históricos de País Vasco que, siempre y cuando se cumpliese con el requisito de los cinco años, dejaban exenta la herencia. No obstante lo anterior, la herencia, una vez aplicado una reducción de 220.000 € por cada heredero tributará, con carácter general, por el resto al tipo del 1,5 %.

En el caso de que una persona física residente en Gipuzkoa decida donar, una vez entrada en vigor la Reforma Fiscal, a su hijo residente en Madrid un inmueble sito en Gipuzkoa, se tributará, sin reducción alguna, al tipo del 1,5 % por parte del donatario.

En cambio, la donación de cualquier otro tipo de bienes y derechos, salvo los valores a los que resulta de aplicación la excepción contenida en el artículo 108.2 de la Ley del Mercado de Valores, tributaría conforme a la normativa de Territorio Común del donatario y si al donatario le resulta de aplicación alguna normativa de las Comunidades Autónomas, como el caso de Madrid, tributaría conforme a la misma.

Idéntica cuestión sucedería con el hijo residente en el extranjero cuando la herencia que perciba esté formada en su totalidad por bienes y derechos situados y/o ejercitables en Gipuzkoa.

Y, por último, el supuesto de percepción por un residente en Madrid, por ejemplo,  con ocasión de la contingencia por fallecimiento, de cantidades derivadas de contratos de seguros sobre la vida formalizados en Gipuzkoa con entidades extranjeras o con entidades aseguradoras residentes en Gipuzkoa, tributaría en Gipuzkoa al tipo del 1,5 %.

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *