IRLANDA TOMA MEDIDAS CONTRA LA “DOBLE IRLANDESA” DE LAS MULTINACIONALES

El pasado 15 de octubre, durante la presentación de los presupuestos generales para 2015, las autoridades irlandesas anunciaron ciertas medidas fiscales para que las empresas multinacionales no puedan seguir aplicando el llamado “doble irlandés”, sistema usualmente utilizado mediante el que consiguen suculentos ahorros de impuestos en lo que respecta a sus operaciones internacionales.

Este sistema, por lo general, es utilizado para la explotación de derechos de propiedad intelectual. Si bien permite diversas opciones de estructuras empresariales, lo más habitual es utilizar dos sociedades irlandesas para completar el sistema.

La primera de las entidades es la que ostenta los derechos de explotación de propiedad intelectual. Dicha sociedad, si bien se encuentra registrada en Irlanda, localiza su residencia fuera de dicho país (situándose normalmente en algún paraíso fiscal). Cabe mencionar que, bajo la norma irlandesa, las entidades deben tributar por el Impuesto sobre Sociedades en el lugar en el que esté ubicado su domicilio social (que constituye a su vez el domicilio fiscal), con independencia del lugar desde el que verdaderamente se esté realizando el negocio. Es decir, esta primera entidad tributará en el paraíso fiscal donde tiene su residencia y no en Irlanda.

La primera entidad cede los derechos de explotación a una segunda sociedad irlandesa (esta vez sí, residente fiscal en Irlanda). Esta última recibirá ingresos de explotación de la propiedad intelectual provenientes de países fuera de la Unión. Esta segunda sociedad tiene que hacer frente a importantes royalties y honorarios previamente acordados con la primera compañía irlandesa como contraprestación de la cesión de derechos. Esos gastos por royalties, bajo normativa irlandesa, son considerados como deducibles, disminuyendo considerablemente las bases imponibles de esta segunda entidad. En realidad, gran parte de los “beneficios” generados terminan en la primera compañía irlandesa (entidad con domicilio en paraísos fiscales) a través de la percepción de los royalties u honorarios, no tributando en la eurozona al no tener su residencia fiscal en Irlanda.

A partir del 1 de enero de 2015, este sistema no será de aplicación, dado que se van a producir importantes modificaciones en la normativa irlandesa en relación al concepto de “residencia” y, a partir de esa fecha, todas las empresas que estén registradas en Irlanda deberán ser, a su vez, residentes fiscales en dicho país.

Como es sabido, empresas multinacionales (algunas muy conocidas para el público en general como Apple, Facebook o Google) han utilizado en los últimos tiempos este sistema irlandés, sin otro motivo aparente que el de la consecución de un importante ahorro fiscal. La imagen pública de este tipo de multinacionales se ha visto perjudicada en los últimos años como consecuencia de la divulgación de su utilización de este tipo de estructura en la planificación de sus operaciones internacionales. Ciertas críticas desde la OCDE, así como de Gobiernos de diversos países, parece que han tenido como efecto que las autoridades irlandesas hayan dado el primer paso de cara a la abolición de este tipo de estructuras. Tal y como se ha indicado, la reforma entrará en vigor el 1 de enero de 2015, si bien se establecerá una situación transitoria, hasta 2020, para que las empresas multinacionales puedan adaptarse a los nuevos cambios.

Aunque esta medida afecta directamente a la planificación de los inversores, destacar que no se prevén cambios significativos en relación al tipo impositivo general del Impuesto sobre Sociedades irlandés. En la actualidad el tipo general es del 12,5%, uno de los tipos más bajos de todos los países de la Unión. Por ello, Irlanda seguirá siendo, en cualquier caso, un reclamo para inversores extranjeros. Las autoridades han insistido en que no se modificará dicho tipo a pesar de las presiones conocidas de ciertos países de la Unión que entienden que estos tipos impositivos tan bajos puedan constituir un claro ejemplo de competencia desleal.

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *