LA COMPROBACIÓN DE OPERACIONES REALIZADAS EN EJERCICIOS PRESCRITOS QUE SE PROYECTAN EN EJERCICIOS NO PRESCRITOS

Sentencia de la Audiencia Nacional de 23 de octubre de 2014 (Nº Recurso: 316/2011)

Una vez más la Audiencia Nacional (en adelante, AN) viene a dar la razón al contribuyente al no admitir a la Administración tributaria que compruebe determinados negocios jurídicos realizados en ejercicios prescritos que tienen trascendencia en ejercicios no prescritos.

En este caso nos encontramos ante una fusión impropia realizada en un ejercicio prescrito, que genera un fondo de comercio en sede de la entidad absorbente, la cual lo amortiza fiscalmente a razón de una veinteava parte cada ejercicio. En la medida en que considera la Inspección de los tributos que la operación de fusión no está sustentada en motivos económicos válidos, entiende así mismo que a dicha operación no le es de aplicación el régimen de neutralidad fiscal regulado en el Capítulo VIII del Título VIII de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

Ante tal forma de proceder, ratificada por resolución del Tribunal Económico Administrativo Central, la AN, en la sentencia referenciada, “(…) considera como verdadero acto propio de la Administración no solo aquél en el que ésta manifiesta su parecer, de manera expresa y positiva, sobre cualquier cuestión de su competencia, sino también el supuesto en el que mediante actos tácitos o presuntos se produce aquella declaración, con tal de que tales actos sean concluyentes e inequívocos en relación con la evidencia de la Administración reflejada en ellos.”

Y a partir de la citada premisa, considera la AN que al haberse realizado la operación de fusión en un ejercicio prescrito, “Ganó firmeza, por tanto, el acogimiento de tal operación al régimen especial de neutralidad fiscal”. Y por ello “(…) no cabe considerar que la ausencia de motivo económico empresarial ha tenido lugar en ejercicios posteriores a aquél en que tuvo lugar el negocio mismo (…), por hechos no sobrevenidos, sino presentes en el referido periodo”.

La tesis expuesta por la AN ya fue defendida por el mismo tribunal en su sentencia de 24 de enero de 2013 (Nº Recurso: 440/2009)1 , en la que así mismo inadmitió que la Administración pudiera declarar realizadas en fraude de ley unas operaciones efectuadas en un ejercicio prescrito, aunque se proyectaran fiscalmente en ejercicios no prescritos.

Como señala la AN “La identidad entre el supuesto abordado en aquella sentencia y el analizado ahora es prácticamente absoluta, con una irrelevante diferencia: en la anterior sentencia se declaraba fraudulento un negocio que tuvo lugar en un ejercicio afectado por la prescripción y en el caso que ahora estudiamos se declara que carece de motivo económico válido (por responder a un designio puramente fiscal) una operación efectuada en un período impositivo prescrito”.

Para la AN el supuesto de hecho analizado en ambas sentencias es el mismo “(…) el alcance de la potestad comprobadora de la Administración respecto de actos, hechos, negocios u operaciones realizados en períodos afectados por el instituto de la prescripción cuando se proyectan fiscalmente en ejercicios no prescritos o, dicho de otro modo, la posibilidad de alterar o recalificar el régimen jurídico de aquellos negocios con ocasión de la comprobación de un ejercicio en el que se producen determinados efectos que tienen su causa en los mismos”.

Pero es más, tal y como reconoce la propia AN en la sentencia que es objeto del presente comentario “Lo importante es que el criterio expuesto en la sentencia de 24 de enero de 2013 ha sido confirmado en su integridad por la Sala Tercera del Tribunal Supremo (…)” en su sentencia de 4 de julio de 2014 (recurso de casación número 581/2013).


1 En relación con dicha Sentencia publiqué ya en nuestra web un artículo el 15 de abril de 2014 bajo el título “NEGOCIOS SIMULADOS Y PRESCRIPCIÓN”

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *