LA COMUNICACIÓN TARDÍA DE LA SOLICITUD DE SUSPENSIÓN: RTEAC 08/05/2014

El Tribunal Económico-Administrativo Central (en adelante, TEAC), se ha pronunciado recientemente sobre la comunicación tardía del contribuyente a la Administración relativa a la interposición de recurso contencioso-administrativo con solicitud de suspensión, prevista en el art. 233.8 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (en adelante, LGT).

A efectos de la extensión de la suspensión en vía administrativa a la vía contencioso-administrativa, el art. 233.8 de la LGT dispone lo siguiente:

“Se mantendrá la suspensión producida en vía administrativa cuando el interesado comunique a la Administración tributaria en el plazo de interposición del recurso contencioso-administrativo que ha interpuesto dicho recurso y ha solicitado la suspensión en el mismo. (…)”

En relación con este tema, la Resolución del TEAC de 8 de mayo de 2014 analiza tres posibles situaciones:

A. Liquidación en ejecución dictada habiendo practicado el interesado la comunicación mencionada:

En este caso, el TEAC señala que la liquidación deviene ilícita “ab initio” dado que dicha comunicación impediría, en tanto que no se resuelva el incidente cautelar, toda posibilidad de ejecución de las resoluciones administrativas.

B. Liquidación en ejecución dictada sin haber practicado el interesado la comunicación y antes de haber solicitado al órgano jurisdiccional la suspensión:

En principio, la liquidación dictada en ejecución no infringiría precepto legal ni criterio jurisprudencial alguno, por lo que la misma no podría considerarse ilícita.

C. Liquidación en ejecución dictada sin haber practicado el interesado la comunicación pero después de haber solicitado al órgano jurisdiccional la suspensión:

Este último supuesto es, sin lugar a dudas, el más controvertido de ellos.

Hasta ahora, el TEAC sostenía que al haberse dictado la liquidación en ejecución antes de la comunicación del interesado de la interposición de recurso contencioso-administrativo con solicitud de suspensión, la liquidación era del todo lícita.

Sin embargo, en la Resolución reciente mencionada, el TEAC se remite a la Sentencia del Tribunal Supremo de 19 de junio de 2008 y afirma lo siguiente:

“si bien en un principio la Administración tributaria obró correctamente al practicar liquidación en ejecución, al no constarle la interposición de contencioso con solicitud de suspensión, dicha liquidación deviene de forma sobrevenida improcedente desde el momento en que el interesado solicitó la suspensión, debiéndose declarar dicha improcedencia desde el momento en que se tiene conocimiento de la referida solicitud de suspensión, criterio que se desprende de la STS, de 19 de junio de 2008, recurso nº 265/2004 (…)”

Por lo tanto, el TEAC afirma de manera rotunda que, en el caso analizado, la liquidación es ilícita, procediendo a anular la misma. De esta forma, al fin el TEAC se adapta a la jurisprudencia consolidada del Tribunal Supremo, fallando a favor del contribuyente.

En conclusión, se trata de una muy buena noticia en relación a la solicitud de suspensión de actos por parte del contribuyente y que esperemos no sea la última.

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *