La Diputación Foral De Gipuzkoa impulsa el cine vasco mediante incentivos fiscales

Esta semana, en la que se celebra el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, ha sido la elegida por parte de la Diputación Foral de Gipuzkoa para la presentación del Anteproyecto de Norma Foral por la que se modifican los incentivos para el fomento de la cultura en el Impuesto sobre Sociedades.

La Diputación ha decidido apostar definitivamente por el cine guipuzcoano, que goza de buena salud, con reconocimientos nacionales e internacionales y que presenta un alto potencial de crecimiento. De esta forma se da respuesta al apoyo financiero que parte del sector audiovisual estaba reclamando a las Instituciones en los últimos tiempos.

Con el Anteproyecto, la Diputación Foral de Gipuzkoa pretende dar un impulso definitivo a esta industria ofreciendo a los inversores en proyectos cinematográficos importantes incentivos fiscales en el Impuesto sobre Sociedades. Se pretende adaptar la Disposición Adicional decimoquinta de la Norma Foral del Impuesto, que regula hasta ahora los incentivos para el fomento de la cultura, a los parámetros establecidos en la Comunicación de la Comisión Europea 2013/C 332/01 sobre la ayuda estatal a las obras cinematográficas y otras producciones del sector audiovisual.

El Anteproyecto prevé la introducción de dos incentivos para el sector audiovisual:

  • El primero de ellos será de aplicación a inversiones en producciones españolas de largometrajes y series audiovisuales, estableciéndose una deducción en cuota del 30% sobre el coste de producción, gastos de obtención de copias y gastos de promoción. La deducción será del 40% para aquellas obras que se rueden en euskera. Para la aplicación de esta deducción se establece el requisito de que al menos el 50% de la deducción se corresponda con gastos realizados en la Comunidad Autónoma Vasca. También es necesario que la participación técnica o artística vasca sea de, al menos, cuatro personas y que el período mínimo de rodaje en el País Vasco sea de dos semanas. Asimismo, se establece que el importe máximo de deducción será de 2,5 millones de euros por cada producción realizada.El incentivo será de aplicación en el ejercicio en el que la obra audiovisual se estrene en las salas de cine, en televisión, o en similares medios, y no en el ejercicio en el que se realice la inversión.
  • El segundo de los incentivos es de aplicación sobre las inversiones en producciones extranjeras. Se establece una deducción en cuota del 25% de los gastos realizados en territorio de la CAV, siendo necesario que estos gastos asciendan al menos a un millón de euros y que el coste total de la producción supere los dos millones de euros. Al igual que para el caso anterior, la deducción máxima será de 2,5 millones de euros por cada producción realizada.

En ambos casos, la base de deducción se minorará en el importe de las subvenciones recibidas.

El Anteproyecto establece que surtirá efectos a partir del 1 de enero de 2019, aunque la exposición de motivos recoge que la aplicación de los incentivos queda supeditada a su compatibilidad con el ordenamiento comunitario.

Estamos sin duda ante una buena noticia para el cine en general y sobre todo para las obras que se rueden en euskera.

Para aquellos interesados en ampliar la información sobre estos incentivos, desde CIALT nos comprometemos a poner a su disposición la experiencia que hemos adquirido en los últimos años en la gestión fiscal de diversos proyectos audiovisuales.

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *