LA NEUTRALIDAD TRIBUTARIA EN LAS OPERACIONES INTERNACIONALES

La Deducción por Doble Imposición Internacional

Cuando una empresa decide explorar nuevos mercados a través de la internacionalización de su actividad y pone en marcha los mecanismos necesarios para una adecuada planificación internacional, debe tener claro que unos de los objetivos principales de la misma debe ser la búsqueda de neutralidad tributaria, o lo que es lo mismo, que el beneficio obtenido en el extranjero no tribute más de lo que hubiera tributado de haberse originado en el estado inversor.

Las rentas que se obtienen como consecuencia de la inversión en otro país, pueden verse gravadas tanto por el Estado en el que se ha invertido (fuente) como en el Estado inversor (residencia).

 Así las cosas, se distinguen dos tipos de doble imposición:

Por un lado, la llamada doble imposición jurídica, esto es, la que se produce cuando la renta obtenida por una determinada persona es gravada por dos impuestos de naturaleza análoga. Por otro, la doble imposición económica que surge cuando una misma renta es gravada dos veces por impuestos de naturaleza similar en manos de personas distintas (caso de dividendos repartidos como consecuencia de beneficios obtenidos en el extranjero por una sociedad a su socio).

En este sentido, existen mecanismos unilaterales en los sistemas tributarios nacionales así como convenios bilaterales para evitar la doble imposición. Es por ello que, para garantizar una adecuada de inversión en el exterior, es necesario que el inversor conozca las alternativas que le permitan minimizar o diferir en el tiempo la carga tributaria.

El principal objetivo de una planificación fiscal internacional es la búsqueda de neutralidad tributaria.

El sistema tributario español prevé principalmente dos tipos de eliminación de doble imposición:

1.- El método de la imputación o “método de crédito fiscal”: El estado de residencia, que somete a gravamen todas las rentas de la persona, incluidas las que obtiene en el extranjero, pero tiene en cuenta los impuestos que el residente ha pagado en el país donde ha invertido, permitiéndole restarlos del impuesto a pagar en su país.

Este método elimina sólo parcialmente la doble imposición, porque sólo permite la deducción hasta el límite del impuesto que le habría correspondido pagar de haberse realizado la inversión en el Estado de residencia.

2.- El método de la exención: El Estado de residencia permite que no se integren las rentas obtenidas en el extranjero. Se trata de un sistema más ventajoso, ya que la inversión tributa sólo en el Estado donde se hace la inversión.

Tal y como sucede en la normativa foral y con el fin de adaptar la legislación española a la comunitaria y evitar situaciones de desventaja frente a países del entorno, Proyecto de Ley del Impuesto sobre Sociedades publicado el pasado 6 de agosto, recoge una importante modificación para evitar la doble imposición, estableciendo la exención de los dividendos y plusvalías obtenidas de participaciones en entidades residentes y no residentes, así como la no integración de rentas positivas obtenidas mediante establecimiento permanente, cuando se cumpla con unas condiciones determinadas.

Además de estas medidas unilaterales previstas por los Estados para evitar el encarecimiento del comercio internacional que tiene como origen la doble imposición originada en las inversiones exteriores, así como para luchar contra el fraude y la evasión fiscal, los países tienen suscritos diversos convenios bilaterales para evitar la doble imposición con otros países.

El objetivo de estos convenios es distribuir la competencia para gravar las rentas obtenidas entre las administraciones de los diversos países que han intervenido en función de una serie de parámetros. Por tanto, a la hora de realizar una planificación fiscal internacional, es fundamental analizar los CDIs de posible aplicación.

La neutralidad tributaria tan buscada en las operaciones internacionales sólo es posible con una planificación previa a la inversión realizada en el extranjero. No dude en ponerse en contacto con CIALT para que su búsqueda tenga éxito.

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *