MÉTODO DE VALORACIÓN INADECUADO, “COMPARABLES SECRETOS”

La resolución del TEAC de 5 de septiembre de 2013, niega a la Administración la utilización de “comparables secretos” para determinar el valor de mercado en operaciones vinculadas, considerando que su utilización causa indefensión en el obligado tributario.

En el presente caso la Inspección efectúa una valoración de la transmisión de un inmueble entre partes vinculadas por considerarla disímil al valor de mercado, sin poner a disposición de los obligados tributarios los antecedentes documentales del Gabinete Técnico de Valoraciones de la Delegación de la AEAT.

En este sentido, dos hitos importantes:

Primero, que tal y como el propio TEAC viene reiterando, frente a las valoraciones de la Administración, solo los aspectos formales, y no los materiales, son susceptibles de ser discutidos en la vía económica-administrativa en este sentido.

Segundo, los Comentarios de las Directrices de Precios de Transferencia de la OCDE establecen que es injusta la utilización de “comparables secretos” para determinar precios de transferencia, excepto cuando el contribuyente pueda defender su posición ante la previa comunicación efectuada por la Administración.

Concluye por tanto el TEAC diciendo que, 

“En el caso que nos ocupa no podemos hablar propiamente de “falta de prueba” sino más propiamente de “falta de prueba exteriorizada” toda vez que, existiendo dicha prueba (cosa de la que este Tribunal, en principio, no duda), la misma no puede ser incorporada al expediente que se pone de manifiesto al interesado, por lo que éste se encuentra indefenso a la hora de poder oponerse a la idoneidad de los comparables utilizados, por lo que, como dice la SAN anteriormente trascrita, nos encontramos ante un “método de valoración inadecuado” en cuanto a generador de indefensión en el contribuyente.

Así las cosas, en el caso que nos ocupa no cabrá sino anular la valoración en la que se basa la liquidación practicada y, consiguientemente, anular igualmente esta última en lo que a esta regularización se refiere”.

Por tanto, cuando la prueba no se pone de manifiesto al interesado, hemos de considerar que este se encuentra indefenso ante una posible oposición a la veracidad o exactitud de los comparables utilizados, calificando de inadecuado el método utilizado y, en consecuencia, anular la valoración.

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *