MODIFICACIÓN DE LA DIRECTIVA DE FISCALIDAD DEL AHORRO DE ACUERDO CON EL ESTÁNDAR INTERNACIONAL DE INTERCAMBIO AUTOMÁTICO DE INFORMACIÓN FISCAL SOBRE CUENTAS FINANCIERAS QUE ESTÁ DESARROLLANDO LA OCDE

El pasado 15 de abril de 2014 se publicó en el DOUE la Directiva 2014/48/UE del Consejo de 24 de marzo de 2014 por la que se modifica la Directiva 2003/48/CE en materia de fiscalidad de los rendimientos del ahorro en forma de pago de interés en la UE, después de que Austria y Luxemburgo, los dos únicos Estados miembros que mantienen el secreto bancario, decidieran levantar su veto al intercambio de datos bancarios en la UE, exigiendo que la UE firme acuerdos de intercambio automático con los cinco centros financieros extracomunitarios (Suiza, Liechtenstein, San Marino, Mónaco y Andorra) para evitar la fuga de capitales a estos países, que según el Comisario de fiscalidad de la UE, Algirdas Semeta, se adoptarán previsiblemente antes de que finalice el 2014.

En principio, la entrada en vigor de estos nuevos acuerdos de intercambio automático coincidirá con la de la Directiva del Ahorro modificada, el 1 de enero de 2016.

La Directiva 2014/48/UE pretende subsanar algunas lagunas de la Directiva 2003/48/CE, que permitía que las personas físicas eludirán la aplicación de ésta mediante, entre otras; a) entidades interpuestas u otros instrumentos jurídicos establecidos o que tuvieran su sede de dirección efectiva en determinados países o territorios no sujetos a tributación efectiva b) la canalización artificial del pago de intereses a través de operadores establecidos fuera de la UE.

Las novedades más relevantes que introduce al Directiva 2014/48/UE, fundamentalmente suponen una ampliación de sus ámbitos objetivo (productos financieros similares a intereses del ahorro) y subjetivo (concepto de beneficiario efectivo, agente pagador), son las siguientes:

  • Se modifica el concepto de “beneficiario efectivo”, exigiendo a los agentes pagadores que, a la hora de determinar el beneficiario efectivo de cualquier vehículo interpuesto (trust, fideicomiso, fundación) establecido o con sede administrativa efectiva en un país tercero, que no grave la renta del ahorro satisfecha, apliquen, de acuerdo con la Directiva relativa a la prevención del blanqueo de capitales, un “enfoque de transparencia” a los pagos realizados a dichas entidades o instrumentos jurídicos, de forma que si un residente comunitario participa en un 25% o más del capital de dichas entidades interpuestas o acuerdos, el agente pagador suministrará a las autoridades de su estado de residencia la información relevante.
  • La Directiva 2014/48/UE considera como “agente pagador” a aquel operador económico que tenga conocimiento del pago de intereses a otro operador no establecido, en el que el beneficiario efectivo sea una persona física establecida en un Estado miembro que pueda ser considerada su cliente.

Asimismo, se considera como “agente pagador”, en el momento de la percepción o atribución del pago de intereses, a aquellas entidades o instrumentos jurídicos (fiducias, trust…) que, teniendo su lugar de administración efectiva en un Estado miembro, no estén sujetas a tributación efectiva en dicho Estado. Esta medida pretende evitar la utilización indebida de redes internacionales de entidades financieras (sucursales, filiales, sociedades asociadas o holdings) con el fin de eludir la aplicación de la Directiva 2003/48/CE.

La Directiva 2014/48/UE amplia el concepto de “pago de intereses” e incluye otros rendimientos similares:

  • Otros ingresos de instrumentos financieros que, dado el nivel de riesgo, la flexibilidad y la rentabilidad acordad, sean equivalentes los créditos.
  • Los beneficios procedentes de un contrato de seguro de vida que contengan una garantía de rendimiento, o cuando la rentabilidad es superior al 40%, y está vinculada a los rendimientos procedentes de créditos o a rendimientos equivalentes a los que resulta aplicable la Directiva 2014/48/CE.
  • Los rendimientos procedentes de Fondos de inversión, independientemente de la forma jurídica que revistan, de las modalidades de colocación entre los inversores y de su establecimiento o no en un Estado miembro de la UE.

La Directiva 2014/48/UE considera adecuado que el Estado miembro ofrezca al beneficiario efectivo la potestad de elegir el procedimiento a seguir para evitar la retención fiscal a cuenta sobre los pagos de intereses percibidos: procedimiento de comunicación voluntaria al Estado de residencia del beneficiario efectivo y el procedimiento de certificación.

El Comisario de fiscalidad de la UE ha sostenido que, la nueva norma “cerrará las lagunas que aprovechan los evasores” y será parte de la estructura legislativa de la UE para incorporar el nuevo estándar internacional de intercambio automático de información fiscal sobre cuentas financieras que está desarrollando la OCDE.

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *