PLUSVALÍA MUNICIPAL ¿ES UN IMPUESTO INJUSTO?

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (en adelante, IIVTNU), más conocido como la “plusvalía municipal”, es un impuesto de ámbito municipal que grava el incremento de valor que experimentan dichos terrenos puesto de manifiesto como consecuencia de la transmisión de la propiedad de los mismos, ya sea a título oneroso o lucrativo, inter vivos o mortis causa, así como cuando se constituya o transmita cualquier derecho real de goce limitativo del dominio.

Se trata de un impuesto objetivo que grava el incremento del valor del terreno por el mero transcurso del tiempo. Es por ello que en el cálculo del mismo no se tienen en cuenta variables dependientes de la coyuntura económica.

El impuesto se calcula aplicando al valor catastral del inmueble un porcentaje fijado por cada Ayuntamiento en función de los años transcurridos desde la adquisición del mismo (hasta un máximo de veinte) y multiplicando por el tipo de la tarifa fijada.

Pues bien, recientemente, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla–La Mancha ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Cuenca, anulando la liquidación dictada a un contribuyente por la plusvalía municipal, por entender que el cálculo realizado por el Ayuntamiento no era correcto, ya que considera que el importe de la plusvalía debió calcularse partiendo del valor catastral del suelo en el año de adquisición del inmueble y no del valor catastral en el año en el que se transmite (año del devengo).

El matiz es importante, ya que, si se calcula el impuesto tal y como lo vienen haciendo hasta ahora los Ayuntamientos, la plusvalía que se grava no es la generada durante el periodo de tenencia del inmueble, sino, la que puede generarse en años futuros.

Además, ahondando un poco más en lo injusto del impuesto, y teniendo en cuenta que estamos en época de crisis y los inmuebles, lejos de aumentar su valor, lo están perdiendo ¿Cuál es la plusvalía que se somete a gravamen? ¿Se puede seguir manteniendo que por el mero transcurso del tiempo los terrenos experimentan un aumento de valor?

Parece que se abre una puerta para recurrir las liquidaciones no prescritas, habrá que seguir atentos a la dirección de la evolución de los pronunciamientos tanto de la jurisprudencia como de la doctrina pero en todo caso, desde Cialt Asesores recomendamos estudiar y analizar cada caso con el fin de vigilar si resulta pertinente la presentación del correspondiente recurso a los Ayuntamientos que no hayan realizado correctamente las liquidaciones del Impuesto.

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *