UN POCO DE LUZ EN LA GESTIÓN DE LOS TRABAJADORES DESPLAZADOS

Todos tenemos algún conocido que ha oído hablar sobre el tratamiento que dan en algunas empresas a las rentas obtenidas por trabajos realizados en el extranjero que evitan su tributación en el IRPF.

Sin embargo, ¿qué hay detrás de todo eso?

 La realidad es que cada vez hay más empresas que han comenzado su internacionalización y necesitan desplazar trabajadores por diferentes periodos de tiempo.

En una primera fase, la principal preocupación de la empresa, aunque lleve a cabo una planificación que optimice su fiscalidad internacional, no es la fiscalidad de sus trabajadores desplazados en el IRPF.

 Con el tiempo, y en la medida en que el número de trabajadores desplazados va aumentando, los departamentos de RRHH, a petición de algún trabajador avispado que ha oído hablar de ciertas ventajas fiscales para los expatriados, comienzan a mostrar un tímido interés.

La experiencia nos ha enseñado que los departamentos de RRHH, pueden estar dispuestos a certificar los desplazamientos de dichos trabajadores pero, temerosos de Hacienda, suelen ser reacios a la aplicación de la exención de las rentas obtenidas en el extranjero en sus nóminas. Como consecuencia, cuando el trabajador presenta menores rendimientos de trabajo en su IRPF que los declarados por la empresa en su modelo 190, la Administración pone en marcha automáticamente un proceso de comprobación.

 Lo cierto es que aplicar la exención de las rentas obtenidas en el extranjero en nómina traslada la responsabilidad del trabajador a la empresa. Por contra, dicha aplicación también supone una serie de ventajas muy interesantes que conviene poner en valor, porque una adecuada gestión de las ventajas fiscales existentes para los trabajadores desplazados, junto con la aplicación de sistemas de ecualización fiscal, puede suponer un gran ahorro fiscal para la empresa.

Además, la aplicación de las ventajas fiscales previstas por la normativa para los trabajadores desplazados supone una ventaja competitiva frente a los competidores a la que la empresa empleadora no puede renunciar.

La aplicación del 7p en nómina  por parte de la empresa supone una ventaja competitiva frente a los competidores.

 En ocasiones, las empresas no terminan de dar el paso por miedo a una excesiva carga administrativa. Entendemos el temor, pero desde nuestra experiencia podemos afirmar que aplicando un protocolo de gestión interno, o externalizando dicho servicio, la carga administrativa se reduce considerablemente, y el riesgo a posibles contingencias fiscales se minimiza.

 Como broche final, consideramos que una empresa cuyos trabajadores desplazados van en aumento, debe dar el siguiente paso con la aplicación de una política de expatriación en la que se prevea la ecualización fiscal.

¿Qué supone la aplicación de la ecualización fiscal?

Supone una protección para el expatriado por parte de la empresa que, negociando la retribución al margen de la carga fiscal de cada país, busca mantener la misma tributación que hubiera soportado el trabajador de no haber sido desplazado.

 Así mismo, para la empresa también supone una gran ventaja, ya que pasa a beneficiarse de los posibles beneficios fiscales que pueden aplicar sus trabajadores.

 Generalmente, los sistemas de ecualización fiscal permiten que el expatriado no se preocupe por la fiscalidad del país de destino, sintiéndose más protegido e seguro ante los cambios legislativos que pudiera haber en dichos países.

Por último, y sin perjuicio de todo lo anterior, de cara a una adecuada planificación fiscal del IRPF del trabajador, será necesario tener en cuenta la existencia de otras rentas diferentes a las de trabajo que puedan incluirse como renta mundial sobre la que se tendrá que tributar también.

 En resumen, la fiscalidad de los expatriados puede ser muy ventajosa para los propios trabajadores como para la empresa empleadora pero conviene asesorarse para evitar impactos indeseados.

Para cualquier cuestión en relación con la gestión de trabajadores desplazados, en Cialt contamos con un equipo experimentado a disposición del lector.

   

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *