fbpx

Impuesto sobre el Patrimonio. Exención de las participaciones de la empresa en la que trabajamos teniendo menos del 5% de participación

Una de las novedades más destacadas de la campaña del Impuesto sobre el Patrimonio de este año, es la nueva exención que afecta a las participaciones de la empresa en la que trabajamos.

Hasta el año pasado, la exención de las participaciones en una empresa que ejercía una actividad económica exigía, entre otros requisitos, tener un 5% de participación en la misma. Esto hacía que muchas personas con participaciones en empresas operativas descartasen directamente la aplicación de la exención en el Impuesto sobre el Patrimonio.

No obstante, en el nuevo Impuesto sobre el Patrimonio, se ha regulado una nueva exención para los trabajadores de una empresa que tengan participación en la misma. A partir de ahora, no tengan que integrar el valor de las participaciones en el Impuesto sobre el Patrimonio.

Los requisitos para aplicar esta novedosa exención son los siguientes:

  1. Que la entidad desarrolle una actividad económica y no tenga como actividad principal la gestión de un patrimonio mobiliario o inmobiliario.
  2. Que el contribuyente preste sus servicios a la empresa en cuestión y reciba por ello un rendimiento del trabajo o de actividades económicas.
  3. Que el rendimiento obtenido por el contribuyente por la prestación de sus servicios debe sea su principal fuente de renta. Es decir, el rendimiento obtenido sea al menos el 50% de la totalidad de sus rendimientos de trabajo y de actividades económicas.

La exención alcanza a las participaciones de la entidad para la que el contribuyente presta sus servicios, así como para las del resto del grupo de sociedades, lo que pude suponer que el ahorro fiscal sea muy importante.

Resulta relevante destacar, además, que el legislador ha previsto, para los casos de matrimonios o parejas de hecho en los que la participación sea de titularidad conjunta, que la exención sea aplicable por ambos contribuyentes.

En definitiva, esta nueva exención supone una novedad importante a la hora de completar el Impuesto sobre el Patrimonio ya que, no requiere participación mínima del trabajador en la empresa, ni que éste ejerza funciones de dirección, para poder aplicar este importante beneficio fiscal.

Maria Sanz

Abogada y Economista. Fiscal

LinkedIn Ver más artículos de Maria Sanz >
No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies