fbpx

Impuesto sobre el Patrimonio. Exención empresa familiar cuando la retribución viene de una sociedad indirectamente participada

En plena campaña del Impuesto sobre el Patrimonio resulta de interés recordar aquellos aspectos que aun generan debate en cuanto a la exención de las participaciones de la empresa familiar.

Una de las cuestiones que siguen generando discusión es determinar la entidad pagadora de las funciones de dirección que supongan la “principal fuente de renta” de quien las reciba. En concreto, a día de hoy se sigue debatiendo si la retribución correspondiente al ejercicio de funciones directivas debe derivar de la sociedad en la que se participa o, por el contrario, también pueden proceder de otras empresas en las que se participa indirectamente a través de la “empresa familiar” o sociedad holding.

De la consulta V0810-18 de la Dirección General de Tributos podemos entender que la voluntad de la Administración tributaria es interpretar este requisito con flexibilidad, ya que, en ella la Administración entiende que se cumple el requisito, aunque la retribución la abone otra empresa del grupo, siempre que exista constancia en los estatutos de las sociedades.

En diversas consultas, este Centro Directivo ha señalado que es indiferente si el abono de las remuneraciones por el desempeño de las funciones directivas se efectúa por la entidad “holding” o por una filial siempre que exista constancia expresa de tal circunstancia en la escritura social o estatutos de una y otra.”

No obstante, dicha interpretación no es fácil de articular en muchos casos dentro del principio del buen gobierno que debe existir a la hora de fijar la retribución de matrices y filiales. En este sentido, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 6 de julio de 2017 que, en un supuesto relativo al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, se pronunciaba en la misma línea marcada por la Dirección General de Tributos, ha sido recurrida ante el Tribunal Supremo.

Los recurrentes alegan que, a efectos de cumplir el requisito de “principal fuente de renta”, si bien el miembro de la familia recibe rentas por la realización de funciones de directiva de varias empresas del grupo familiar, es necesario que la retribución que suponga su principal fuente de renta provenga de la sociedad holding sobre la que se tiene una participación directa.

El Alto Tribunal ha entendido que existe interés casacional para la formulación de jurisprudencia sobre el asunto en cuestión, de modo que, tendremos que estar alerta a la sentencia del Tribunal Supremo para ver cómo se resuelve esta cuestión de tanta relevancia para los socios las empresas familiares.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies