fbpx

¿Tengo que dotar la reserva legal o debo compensar primero las pérdidas acumuladas en los ejercicios anteriores?

La aplicación del resultado es una cuestión cuanto menos debatida en el seno de las Juntas Generales, quienes, tras aprobar las cuentas, deben decidir sobre su distribución. Entre otras, una de las preguntas más frecuentes pasa por determinar la obligatoriedad o no, de compensar pérdidas cuando la compañía no tiene dotada la reserva legal mínima impuesta por el artículo 274 de la Ley de Sociedades de Capital (“LSC”).

En este contexto, el pasado 11 de marzo de 2019 se publicó en el Boletín Oficial del Estado (“BOE”), la Resolución de 5 de marzo de 2019, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (“ICAC”), por la que se desarrollan los criterios de presentación de los instrumentos financieros y otros aspectos contables relacionados con la regulación mercantil de las sociedades de capital (la “Resolución”).

Esta Resolución viene a aclarar, entre otras cuestiones, cuál es el orden de prioridad legal que deben de respetar las Juntas Generales al aprobar la aplicación del resultado o, lo que es lo mismo, qué reglas deben seguir para repartir los beneficios o compensar las pérdidas que la compañía obtenga durante su ejercicio social:

Una vez cumplidas las obligaciones legales reflejadas en la tabla anterior, la aplicación de la cantidad restante será libre, a juicio de la Junta General.

Con buen criterio, la Resolución ratifica la interpretación mayoritaria que se viene aplicando en los últimos años: en el caso de existir pérdidas de ejercicios anteriores que hagan que el valor del PN sea inferior al capital social, los beneficios han de ser destinados, con carácter previo, a cubrir tales pérdidas, y posteriormente, si hay cuantía suficiente para ello, a constituir reserva legal.

Si bien la LSC establece la obligatoriedad de dotar la reserva legal “en todo caso”, lo cierto es que, sería ilógico destinar dichos beneficios a la reserva legal, cuando la misma (siempre que no supere el 20%) solo puede destinarse a la compensación de pérdidas (Articulo 274.2).

De todas formas, se hace constar que el criterio que siga la compañía a la hora de aplicar el resultado no afectará a sus acreedores, ya que el capital social de la misma se mantendrá inalterado en todo caso.

Maite Aizpiri

Abogada. Mercantil

LinkedIn Ver más artículos de Maite Aizpiri >
No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies